Uno de los términos peores utilizados en la música, particularmente entre grupos jóvenes, es la idea del pop-rock. Aun cuando la música de este estilo es una de las más comunes en nuestro mundo actual, existen personas que la denigran, usualmente en favor del “rock puro.”

El problema es que casi todo el rock en existencia es, en efecto, pop-rock.

Un Género Inexistente

En sus inicios, la música rock no era lo que se le considera hoy. La música rock original era denominada así simplemente por venir cargada de actitud. De ahí viene que artistas de rock “original” produjesen música que sea considerada de todo menos dura. Como ejemplo está el rock & roll de los años 60, el cual en naturaleza está mucho más cerca de nuestra música pop que de la música rock.

La música rock pura es, entonces, aquella que simplemente busca expresar emociones fuertes, dándole poca importancia a melodía o a los detalles de la composición. No busca sonar bonito, sino simplemente expresar. Pero la mayoría de las bandas de rock actual, e incluso muchas viejas, de hecho, prestaban mucha atención a sus composiciones. Resultaría difícil pensar que bandas como Aerosmith o artistas como David Bowie, ambos considerados rockeros, producían música sin darle importancia alguna al arte de componer o al atractivo que sus canciones tuviesen.

Y es que ambos eran artistas pop-rock. Ciertamente existe un largo trecho entre Aerosmith y, digamos, Michael Jackson o Duran Duran, pero ambos entran dentro del espectro de la música pop. De hecho, incluso bandas de rock de décadas recientes (Linkin Park, Garbage, Muse, Imagine Dragons) caen perfectamente dentro del espectro de la música pop. El espacio compartido por ambos estilos es tal que a menudo artistas de música e imagen completamente pop, como Taylor Swift, pueden llegar a considerarse artistas de rock.