Casino: Psicología de la música y el juego

Desde hace siglos los casinos representan la atracción, el entretenimiento, el vicio y los juegos de azar. Estas extravagantes moradas de recreación para adultos, como el famoso Monte-Carlo o los legendarios casinos de la ciudad de Las Vegas nacidos a principios de los 70, resultan de la evolución de las casas de apuestas europeas del siglo XVII. De allí derivan los icónicos establecimientos y los portales en línea repletos de música, crupier en vivo, juegos de azar y, por supuesto, apuestas.

Cualquiera que haya entrado a un casino alguna vez en su vida podrá recordar el ambiente en el cual se sumerge durante su estadía en el establecimiento. El papel de la música en el casino resulta fundamental, pues su objetivo principal es mantener a los usuarios en un estado de relajación y calma para poder jugar con tranquilidad cada partida. Por ende, en muchos casos es común encontrar casinos con presentaciones de música en vivo, y aunque por lo general los casos los jugadores están simplemente concentrados en el juego, la música resulta esencial de todas maneras.

El secreto de la música en los casinos

La música aumenta las ganas de jugar de los clientes: psicológicamente, está muy relacionada con los juegos de azar y las apuestas. Generalmente, los casinos implementan diferentes ambientes para cada tipo de juego, ya sean naipes, tragaperras, ruletas o bingos. La música en cada uno de estos juegos es escogida específicamente para climatizar a las personas en el área de juego. Además, están los excitantes sonidos que producen las máquinas tragamonedas al jugar.

Al escoger la música precisa, el conjunto de sonidos y armonías hacen que en el jugador se incremente la sensación de tener suerte, creando así un ambiente que conduce a que el jugador se mantenga en el casino, aunque no esté ganando.